lunes, noviembre 02, 2009

¿Qué pasó con Plutón?



Pero, pero, pero...
¿qué hacía yo en 2006 para no haberme dado cuenta de esto? El otro día, comprando una representación de los planetas y del sistema solar me di cuenta del grave asunto que se me había pasado por alto hasta ahora.
En el 2006, estaría yo ocupada con Julia, recién nacida, y claro, no andaba yo para ocuparme del pobrecito Plutón, pero ahora que me voy despejando un poco, ¿qué pasó? ¿qué hizo el pobrecito para que lo degradaran? ¿cómo puede ser que me haya quedado con un planeta menos sin darme cuenta?
NO es pequeña cosa que a una le desaparezcan los planetas así como así, o que se los degraden y que, para colmo de los colmos, ahora resulte que el pobre tiene hasta un doble sistema enanoplanetario (es decir, formado por dos planetas enanos, él y el planetillo Caronte, por cierto que ha subido de escalafón, antes era luna, ahora es miniplaneta, no le ha ido a todos mal el asunto este).
Como mis confusas explicaciones llevarían a confusos conocimientos, os dejo unos links que me han ayudado mucho para enterarme (aunque no significa eso que haya dejado de indignarme el asunto de la degradación plutónica, y eso que le han puesto, en una especie de premio de consolación, la denominación plutoide a todos los planetillas enanos, pero me sigue pareciendo injusto que se le discrimine por su tamaño):
http://www.noticiasdelcosmos.com/2009/07/vuelve-la-discusion-por-pluton.html
http://www.tayabeixo.org/sist_solar/pluton/pluton.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Redefinici%C3%B3n_de_planeta_de_2006

4 comentarios:

Manzanares Ruiz dijo...

Me sorprende tu despiste en este asunto. Es realmente impropio de ti ;-) pero comprendo que tus circunstancias biográficas te impidieran ser consciente en su momento de ese "trascendental descubrimiento" que fue toda una bomba. :-D
A mí sigue sorprendiéndome cuando veo en el libro de texto de mi hija que el sistema solar está integrado por 8 planetas (y no 9 como nos enseñaron a nosotras) más un conjunto de planetas enanos y menores (entre los que se encuentran no sólo Plutón y Caronte, sino también Ceres, Eris, etc.). Osea que Plutón es uno entre tantos... pobrecito.
Pero ¿de qué nos sorprendemos? Tampoco el mapa de Europa se parece en absoluto ahora al que yo estudié en mi infancia. Que las fronteras son "móviles" y fruto de la contingencia más azarosa, es algo asimilado, y del mismo modo hay que asimilar que la ciencia podrá hacernos mañana blanco lo que llevamos siglos creyendo negro. Eso forma parte de la "salsa" de la vida: hay que tener todos los sentidos abiertos y dispuestos para lo que el futuro nos pueda deparar.

Ana

Pablo Alcázar dijo...

Todo lo del cielo se está moviendo mucho. Hasta el punto de que el año pasado el Vaticano admitió la posibilidad de la existencia de vida fuera de la tierra. Esperemos que no sea en Plutón, porque la comunidad científica habría cometido un nuevo error: discriminar a un humilde planeta, y despreciar a los millones de plutoides desparramados por el Universo, sólo por su tamaño,sin comprobar antes si en ellos hay feria de abril con coches de caballos y sevillanas. Y sobre todo ignorar aquello del Arcipreste sobre las mujeres pequeñas, astros prodigiosos : "Chica es la calandria, et chico el ruyseñor, /
pero más dulçe canta, que otra ave mayor; /la muger, que es chica, por eso es mejor,/con doñeo es más dulçe, que açúcar nin flor."

Manzanares Ruiz dijo...

Pues sí, el año pasado el Vaticano dejó la "puerta abierta" a admitir la existencia de vida en otros planetas y poco antes ya había cuestionado la existencia del Limbo... A este paso el "Observatorio Vaticano" va camino de parecerse a "Cuarto Milenio" y Ratzinger a Iker Jiménez.

Inma dijo...

pero, pero, no me lo puedo creer, ¿dónde vivo yo? ¿en qué pueblo? ¿entre qué gentes? ¿dónde estaba la guardia del capitolio...? bueno, en realidad ¿dónde estaba yo cuando el Vaticano dijo eso? mucho me temo que es que cada vez escucho menos a los que hablan por la tele.
¿habrá visto Ratzinger a algún marciano? ¿o estos extraterrestres serán ángeles?
o peor aún ¿habrá visto Ratzinger algún ángel?
Por cierto, y de nuevo mi comentario denota total ignorancia, ¿quién es Iker Jiménez? seguro que lo conozco pero no recuerdo quién es.