jueves, julio 16, 2009

La luna: bulos desmontados

En los tiempos que corren mucha gente, tras la pérdida en la fe religiosa, ha perdido también la fe en la Madre Ciencia y, ante cualquier circunstancia fuera de lo cotidiano, da por válida inmediatamente cualquier teoría esotérica o enigmática.
Las tesis de la conspiración son una constante como principio explicativo de cualquier hecho que escape mínimamente a nuestro conocimiento. Así pues no puedo dejar de congratularme por la aparición en el mercado editorial del libro "La conspiración lunar ¡vaya timo!" (Ed. Laetoli) del profesor de física Eugenio Fernández Aguilar. En su libro el profesor Fernández defiende la veracidad de algo que, en principio, puede parecer insólito tener que defender: el viaje a la luna de 1969.
Tras describir las tesis de los principales detractores de la conquista espacial, el autor se centra en el análisis de sólo de 50 de estas propuestas y argumenta racional y científicamente (única arma posible contra la superchería), poniendo en evidencia que todas ellas son falaces de un modo u otro.
Se trata de un libro meramente divulgativo al que deberían acercarse todos aquellos que tengan dudas al respecto. Si después no encuentran satisfacción a sus dudas y prefieren seguir creyendo que todo se tramó en los oscuros despachos de la CIA con más oscuras intenciones, que así lo hagan. Cada cual está en su derecho de poner su fe en lo que más guste, lo importante, al final, es creer en algo.

Leído en la prensa:
Vaya timo con lo de la luna de Javier Armentia
La noticia en El País

2 comentarios:

Eugenio Manuel dijo...

Me alegra conocer este blog de temáticas tan diversas, llevado entre hermanas. Muy original.

Y más me alegra conocerlo gracias a que habláis de mi libro. Gracias.

Os seguiré.

Un saludo.

Manzanares Ruiz dijo...

Muchísimas gracias, Eugenio, por visitar nuestro pequeño rincón en el "ciberespacio" y por tu comentario. A nosotras nos ha parecido muy interesante y necesario tu trabajo. Ánimo y a seguir en esa línea!

Por cierto que entre nosotras también hay alguna profesora de enseñanzas medias, así que nos solidarizamos también contigo en ese aspecto. :-D