miércoles, agosto 30, 2006

Poesía en el Laurel

La noche traía aromas de albahaca. Los abanicos se agitaban intentando aliviar el calor que sofocaba a los más de 1000 asistentes al recital que ayer clausuró en La Zubia el ciclo poético Poesía en el Laurel.
Este ciclo, que se ha ido desarrollando todos los martes del mes de agosto en los jardines del Laurel de la Reina en el Convento de San Luis el Real de La Zubia (Granada, España), ha tenido como invitados a Amancio Prada, Elsa López, Clara Montes, Teresa Gómez, Ángeles Mora y el Dúo instrumental “Medina-Moya”. Tras este excelente elenco, anoche se despidió la “poesía del Laurel” de la forma más brillante posible: Ernesto Cardenal, poeta, teólogo, revolucionario, dio lectura a una selección de poemas representativos de las distintas etapas de su obra. El acto fue abierto y cerrado por la actuación del pianista granadino Juan Gallego-Coín, quien llenó el aire del agua y la luz de Granada. El poeta, también granadino, pero de la Granada de Nicaragua, a sus 81 años, recitó con pasión y humor entre otros los siguientes versos:

Epigrama
Me contaron que
estabas enamorada de otro
Y entonces me
fui a mi cuarto
Y escribí ese
artículo contra
el gobierno
por el que estoy
preso.

Ayer te vi

Ayer te vi
en la calle,
Myriam y
Te vi tan bella,
Myriam, que
(¡cómo te explico
que bella te vi!)
Ni tú Myriam,
te puedes ver
tan bella
ni imaginar
que puedes ser
tan bella para mi
y tan bella te vi
que parece que
Ninguna mujer
es más bella que tú
Ningún enamorado
ve ninguna mujer
tan bella,
Myriam,
como yo te veo a ti
Y ni tú misma
Myriam,
eres quizás
tan bella
¡Por qué
no puede ser
real tanta belleza!
Como yo te vi
de bella ayer en la calle
O como hoy me parece,
Myriam
que te vi.

Amor

La vida es inherente a la materia. Y también el amor.
Tan sólo el amor une sin destruir.
La fusión que no da muerte y sí da vida, es sólo la del amor.
Toda vida vive de otra vida, comulgando.
Un día la humanidad se amará como una sola pareja.
Aunque falte un tiempo geológico todavía.
El egoísmo es antinatural. Nada crece sino con los otros.
El misterio de la vida no es cómo operan las moléculas individuales,
sino cómo cooperan.
Los colores de la mariposa (como los de las flores)
los pintó el amor, para el amor; son sólo para el amor
Sea como sea,"el hombre es un animal que ama", escribe Thiago de Mello
El acto primario de la cultura humana es compartir la comida.
Amar es ser eterno.
Haber amado una vez sobre la tierra,
eso te bastará para existir siempre.
Nuestras caricias no es porque somos humanos, dice Gourmont, sino porque
somos animales. La delicia de la caricia es porque es útil a la especie
Y volveremos a ser gas de estrellas otra vez
Hidrógeno seré, pero hidrógeno enamorado

[Para más poemas de Ernesto Cardenal en la web, hacer clic aquí ]

3 comentarios:

Inma dijo...

Qué maravilla. Me imagino que habrás disfrutado de todo a tope...

MR dijo...

Pues sí realmente ha sido un verdadero placer para los sentidos asistir cada martes al milagro de la poesía conjugada con la música y con un entorno histórico y natural extraordinario. Además es muy reseñable el éxito de público que este ciclo ha tenido y esto es especialmente satisfactorio tratándose de poesía, con los tiempos que corren...

Anónimo dijo...

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en motores de búsqueda.

Aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).

Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com